ACTAS 2017

Acta del Mes. Marzo 2017

por Dra. Karina de la Luz Miranda Sánchez | 11 Enero, 2017 | Actas 2017

 
L sesión del mes de Marzo del año en curso de la Asociación Mexicana de Neuro-Oftalmología, fue coordinada por la Dra. Karina de la Luz Miranda Sánchez, secretaria de mencionada asociación, abordándose el tema: “Ruido visual”.

La ponencia, estuvo a cargo del Dr. Martín Gallegos Duarte, estrabólogo en el Instituto Mexicano de Oftalmología e investigador de la Universidad Autónoma de Querétaro así como de otras instituciones, quien expuso lo que se resume a continuación: Todos estamos expuestos todo el tiempo a ruido visual y el 80% de nuestro cerebro se dedica a filtrar la información y sustraerla para evitar el ruido, logrando así sistematizar lo que vemos. Las personas que más han estudiado el ruido son las que se dedican a la audición y lo definen como un sonido inartuculado que causa confusión y sensación auditiva desagradable, sin embargo al no contar con una definición establecida u oficial para ruido visual, se describió para fines didácticos en esta plática como: todo aquello que interfiere en el campo y la atención visual tanto central como periférico, pudiendo ser un estímulo positivo o negativo que genera confusión visual.

En condiciones fisiológicas toda información que llega a la corteza visual, debe ser procesada, clasificada, priorizada, de acuerdo a su frecuencia temporal y espacial, es decir, lo que llega a la corteza estriada es una señal espacio temporal específicamente diseñada para que llegue a un grupo de células que son receptoras específicas para esa y solamente esa señal, si el estímulo visual es proveniente de un objeto que rechaza el color rojo y lo percibimos por esto como rojo, debido a que contamos con células que están diseñadas para percibir específicamente esa longitud de onda, siendo ciegos a ese color si no existieran éstas; una vez captada la señal específica, ésta viaja a las zonas de integración del lóbulo temporal para contestar la pregunta: ¿qué estoy viendo? viajando también para el lóbulo parietal para decir por dónde viene lo que estoy viendo, logrando finalmente cone esta interacción el constructo de imágenes complejas espacio-temporales, como por ejemplo el reconocimiento de rostros, siendo un atributo de la corteza cerebral humana deshacernos del ruido para dar un sentido a lo que vemos, darle un valor y generar una respuesta.

Por lo tanto el ruido visual también puede manifestarse como todo aquello que evite una señal visual fina, tal como: diplopia, miodesopsias, escotomas, fosfenos, fenómenos entópticos, deslumbramientos, crowding, interacción de contornos, entre otros fenómenos y para eliminar el ruido visual el cerebro tiene varios mecanismos, por ejemplo: supresión, ambliopía, vías talámicas que no requieren procesamiento, cansancio, distracción, sueño, etc.

En especial el Dr. Gallegos encaminó la plática a una de sus más recientes investigaciones basada en el fenómeno de supresión, el cual ha estudiado en 63 niños con endotropia congénita por medio de análisis neurofuncional aunado a un análisis morfométrico por resonancia magnética, describiendo una relación hipocoherente de la corteza visual al integrador temporal que es el que está diseñado para resolver la pregunta qué es lo que estoy viendo, describiendo el Dr Gallegos para esta interacción vías dorsales largas Occipito-temporales, unas cortas y unas largas viendo que la supresión se lleva a cabo como resultado en una falla de las vías cortas occipito-temporales. Estableciendo entonces un efecto cortical activo llamado: supersión el cual siempre se había definido como un proceso cortical occipital activo, siendo no solo occipital, si no dándole ya la perspectiva occipito temporal y estableciendo exactamente la vía alterada. Finalizó la plática haciendo énfasis en que las investigaciones actuales tratan de responder el origen idiopático de el estrabismo congénito, estableciendo un nombre, una etiología y una expliración fisiopatológica del mismo, definiéndolo entonces como: un error inato en el càlculo visual espacial y temporal capaz de inducir una dismetría sensorial y motora que no puede ser corregida por el integrador cortical.

El Dr Gallegos respondió las preguntas del auditorio y posteriormente se dio por terminada la sesión, agradeciendo la asistencia del público e invitándolos a la siguiente reunión de nuestra asociación en las instalaciones de la sociedad mexicana de oftalmología.

Asociación Mexicana de Neuro-Oftalmología 1996 - 2017
Boston 99 Col. Nochebuena México, D.F. C.P. 03720 Tel: (55) 5563-9393
Contacto: contacto@amno.org.mx